logoAICgris  RadioIconTop

Ildefonso León, experto en física en altas energías


Por Janneth Aldecoa

Culiacán, Sinaloa. 4 de abril de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- Creció rodeado de libros, pocos de literatura. La mayoría sobre ingeniería, motores eléctricos, refrigeración y física. Una escena común durante su infancia consistía en leer un libro mientras sus hermanos menores esperaban a que terminara para empezar también a leer, de tal manera que después de una semana la familia de ocho hijos habría revisado un enciclopedia completa en los temas de mayor interés, regularmente matemáticas y física. En la infancia del doctor Ildefonso León Monzón, investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), la lectura era el hábito común. 

energia-head-4417.jpg

“Se creó en mí esa costumbre de leer porque veía que leían, eran libros muy técnicos. A mis doce años leía libros de ingeniería, de instalaciones eléctricas, refrigeración o motores eléctricos; a esa edad despertó en mí el interés fuerte por leer”, recordó.

Dr.-Ildefonso-León-Monzón,-investigador-de-la-UAS.jpgDr. Ildefonso León Monzón.

Fue a esa edad y en esas páginas como León Monzón conoció las instalaciones de la Organización Europea para la Investigación (CERN, por sus siglas en francés). Por primera vez observó fotografías de los antiguos magnetos en las instalaciones del LIER (The Low Energy Ion Ring).

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, recuerda que las imágenes le parecieron impactantes. Decidió que algún día llegaría a ese sitio que parecía tan lejano.

“Tenía cerca de 13 años. Leí en una de las secciones de estos libros, particularmente en la sección de Física, sobre teoría de grupos, simetría de la naturaleza, sobre Hideki Yukawa (físico japonés, galardonado con el Premio Nobel de Física en 1949 por formular la hipótesis de los mesones); eran cosas que me parecían extremadamente complejas desde el punto de vista matemático”, comentó.

Su primera visita al CERN

Años más tarde, ya como profesor de la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas de la UAS, visitó por primera vez las instalaciones del CERN. Encontró aquellos  magnetos que describían sus libros de la infancia.

“Christian, mi estudiante de doctorado en aquel momento, ahora graduado y colega; pasó tres años en el CERN, en el área de aceleradores, es de los primeros mexicanos que se especializa en esta área. En una de las ocasiones que fui a visitarlo hice el recorrido, vi este instrumento que estaba en la fotografía, eso me trajo recuerdos del instante en que lo vi en el libro, y cuando pensaba: 'me gustaría estar ahí', y ese día ahí estaba, observando esas instalaciones, muy antiguas, que todavía se encuentran en operación; ese fue el primer impacto fuerte”, narró.

Actualmente, en un recorrido hacia el pasado recordó su primera visita al CERN, el principio de un gran trabajo como líder del grupo de la Universidad Autónoma de Sinaloa, y responsable del sistema AD, este último creado por la colaboración UAS-Cinvestav, cuya principal línea de investigación es el estudio de la física difractiva, en las colisiones de iones pesados y de protón-protón.

“Es muy gratificante, es de las cosas que más orgulloso me siento en cuanto a mis funciones profesionales. Ahora, regresar ya formado, pertenecer a estas grandes colaboraciones, y ver en este viaje en el tiempo las antiguas instalaciones fue mucho mejor", comentó.

energia-rec1-4417.jpgLeón Monzón impulsa la formación de jóvenes de la UAS, la primera generación de estudiantes que trabajan en el desarrollo de tecnología de detectores de partículas. Uno de esos casos es el de Solangel Rojas Torres, estudiante de doctorado, quien realiza aportaciones al CERN y que permanecerá todo este año como responsable del detector de la UAS, el AD. Su principal tarea es mejorar y resolver los problemas del desempeño del detector, mientras realiza estudios sobre la física de iones pesados. 

Comparó el esfuerzo que los profesionales en esta área deben realizar para alcanzar sus metas con el de empeño que ponen los atletas para convertirse en los más veloces del mundo.

“Las profesiones son complejas dependiendo del nivel al que se aspire a llegar. Si lo que quieres es estar dentro de la élite, de ese grupo que domina o tiene mucha experiencia y conocimiento en la frontera de la ciencia o de cualquier cosa, el esfuerzo debe ser muy grande. Un corredor campeón del mundo tiene una tarea impresionante. En el caso de la física, tiene sus reglas, hay que tener cierto conocimiento, hay escuelas especializadas, hay que recorrer un largo camino”, dijo.

Recorrer o no el camino para alcanzar las metas depende de la personalidad de cada aspirante.

“No es lo mismo un joven desarrollándose en una ciudad con gran cantidad de cultura, a la ciudad de Culiacán, o en Guamúchil. El esfuerzo que hacen estas personas de lugares poco agraciados, por decirlo así, es mucho más elevado que cuando estás en un ambiente donde eso se da de manera natural. Generar ese esfuerzo por obtener esa información es bastante pesado”, consideró.

Sus proyectos

Entre los proyectos de Ildefonso León Monzón destaca continuar con la formación de estudiantes en el tema de aceleradores de partículas y traer a Sinaloa y a México los beneficios de lo aprendido en el CERN.

“El siguiente paso es crear un acelerador aquí en México. No se trata de un capricho, se trata de un acelerador, significa crecimiento tecnológico en aplicaciones directas a la población, en nuestra colaboración se han preparado personas que pueden o podrían crear este instrumento. Tenemos una parte aquí y otra fuera del país. En Sinaloa, aunque parezca extraño, tenemos a un experto en el diseño de fuentes de electrones y protones; fue mi estudiante de doctorado y ahora colega”, anunció.

energia-rec2-4417.jpgEl nivel II del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) dio a conocer que el acelerador para México tendría múltiples usos, uno de ellos para el tratamiento de aguas residuales, o bien con fines agrícolas o industriales.

Su mensaje para los jóvenes interesados en la ingeniería y la física consiste en formularse constantemente una pregunta.

“A mis estudiantes les pregunto: '¿cómo funciona?', refiriéndome al celular que traen en la mano o a la impresora 3D que están utilizando. Les dejo muy claro que una cosa es ser usuario de la tecnología y otra es crear tecnología, eso es de otro nivel, eso es conocimiento. Eso debe ser algo natural en los jóvenes que se quieren dedicar al desarrollo de la tecnología e la ingeniería de alto nivel”, comentó.

Su consejo a los jóvenes es siempre avanzar en el conocimiento, no quedarse estancado o rezagado, pues el acceso que se tiene en México, comparado con jóvenes de otros países con gran tradición científica, implica una gran diferencia, que pueden resolver si se empeñan en aprender más que el resto.

 

image icon01Descargar fotografías.

pdf iconVer texto en pdf.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

 

 



Agencia Informativa Conacyt

 

 

 

Acerca de ≈

¿Quién está detrás?

>  info@conacytprensa.mx

  • Teléfono (55) 5322 7700 ext: 1030
Algunos derechos reservados 2015 ®
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
Conoce nuestras políticas de privacidad
logosfooter

México, CDMX

Av. Insurgentes Sur 1582. Delegación Benito Juárez 03940